martes, 11 de diciembre de 2007

Pegatina de aviso del metro

Un clásico del mal diseño gráfico ochentero. Entre varios despropósitos, destaca la disposición espacial cartesiana de los elementos completamente absurda para dificultar lo más posible el mensaje. Cualquier persona que haya viajado en el metro madrileño en los últimos veinte años ha dedicado alguna vez unos minutos a intentar entender el sentido de esa disposición.

Publicar un comentario