martes, 19 de octubre de 2010

Cartel publicitario de Haribo

Estimados amigos de la marca Haribo (y en especial, aquellos encargados de su promoción publicitaria en nuestro territorio):

Gracias a que sois los inventores de los ositos de goma, unos de los pocos innegables iconos de la cultura pop de nuestro tiempo que proceden de la escena de las golosinas infantiles, tenéis una envidiable imagen de marca. Vuestros productos saben bien, son muy bonitos y están excelentemente distribuidos, además de en su Alemania de origen, por multitud de países de todo el planeta. Por si fuera poco, tenéis la suerte de que la mayoría de los consumidores aficionados a las gominolas ni se preguntan ni sospechan siquiera de qué están hechas, hasta el extremo de que en varias ocasiones he visto a amigos vegetarianos ingerirlas sin poner reparo alguno. ¿Cómo se os ocurre preguntar desde un cartel situado en el ultramarinos de la esquina enfrente de mi casa que si sé de qué están hechos los ositos de goma? ¿No comprendéis que me puede dar por responderos? Claro que sé de qué están hechos. Están compuestos principalmente de azúcar y gelatina. ¿Y qué es la gelatina? Una sustancia que se obtiene cociendo tejido conjuntivo, huesos y cartílagos de animales muertos. ¿De verdad creéis que la divulgación de esta información que animáis al consumidor a conocer será provechosa para las ventas de las gominolas en general y de vuestros ositos en particular?

Personalmente, lo dudo bastante y por eso incluyo el cartel publicitario que ilustra este texto en esta bitácora.

Publicar un comentario